"Me dices que sólo perdura el dinero. Me dices que sólo es sincero el sexo roto y no el amor. Te ríes con tu boquita de puta. Amigo, deberías estar en un campo de reeducación." (Pablo Und Destruktion, "Limonov")

18 sept. 2011

TRENTEMØLLER, “Silver Surfer, Ghost Rider Go!!!” Cuando se ofrece más que música en directo (2010).


Hace veinte años música electrónica para mí era equivalente a bakalao. Es decir, los que por rubor no nos llamábamos aún a nosotros mismos rockeros pero saltábamos con Nirvana veíamos en la música electrónica una cosa graciosa y pedadiza en los primeros años 80 (como banda sonora original de la Vuelta a España, por ejemplo), y algo abyecto en los primeros 90; era la anti-música, era la anti-fiesta, representaba a las personas, locales y drogas que no nos interesaban. Pasó el tiempo y el rock y la electrónica se dieron la mano definitivamente. Es muy común que cualquier banda rock actual que actúe en directo no lleve sintetizadores y parte de música enlatada, y es común que melodías e instrumentos rock sean utilizados por los Dj. De la ausencia de complejos se obtienen muchas satisfacciones. Hoy en día sigue sin gustarme la música electrónica, un mundo del que no conozco demasiado y que no me interesa especialmente, pero desde luego tengo las orejas abiertas. Y hay que reconocer que este tema de Anders Trentemøller (Copenhague, Dinamarca, 1974) es muy especial.

Trentemøller es un productor y Dj que en los últimos años se ha colocado entre los punteros de música electrónica… aunque me interesa más cuando sale en busca de sonidos más eléctricos. “Silver Surfer, Ghost Rider Go!!!” es el tema más rockero de este músico y simboliza esa reconciliación que citaba anteriormente. Además Trentemøller despliega en directo un espectáculo en forma de performance que potencia mucho más su música. No es solamente el triste Dj que pincha mientras miles de personas lo miran si es que no van ciegas. Aquí hay unos músicos que tocan sus instrumentos clásicos, junto con el Dj y un conjunto de actores que coreografían la canción dándole un toque hipnótico y que recuerdan a La Fura del Baus. Estéticamente alucinante, poéticamente intenso sin necesidad de que haya letra. En la época de Youtube y de lo visual al alcance de cualquiera, un concierto no puede reducirse a músicos tocando y gente mirando. No hay que ser U2 para darse cuenta de ello, pero Trentemøller lleva la idea muy lejos.

El plato cocinado es espectacular; con ingredientes tan dispares como la psicodelia, las guitarras surf, lo electro-punk con toque tarantiniano… el conjunto no sólo no desentona sino que queda redondo. Está incluído en su disco del 2010 “Into The Great Wide Yonder” aunque había sido uno de los adelantos del álbum meses antes. El vídeo intenta plasmar parte de lo que Trentemøller aporta en directo, en este caso fue grabado en el festival de Roskilde (Dinamarca), un festival que va desde el hip hop hasta el heavy metal, ante unas 50.000 personas.

Por cierto, parte de la BSO de la última película de Almodóvar, es de Trentemøller.



Página oficial de Trentemøller

No hay comentarios:

Publicar un comentario