"Me dices que sólo perdura el dinero. Me dices que sólo es sincero el sexo roto y no el amor. Te ríes con tu boquita de puta. Amigo, deberías estar en un campo de reeducación." (Pablo Und Destruktion, "Limonov")

8 ene. 2013

THE WHIP, “Trash” Hay que distinguir entre la buena y la mala basura (2006).



Whip vendría a significar “látigo”, y es un nombre adecuado para quien  tiene el poder de mover a cualquiera, sea cual sea su cultural musical. Los zombies de la noche de los garitos más cutres de la ciudad se contonean con lo que les echen en el vaso y en los oídos. Son zombies de locales de garrafón etílico y garrafón musical donde además de envenenar el cuerpo te envenenan el alma con ritmos que van desde el seudoregaeton a la tristemente mítica y trasnochada “Ritmo de la noche”, pasando por algo de rumba cutre y en general “algo” electrónico puesto muy alto y punto. El caso es estar a resguardo del frío de la madrugada para unos, el caso es estar en el ajo, el caso para otros es que ellas están ahí, el caso es no llegar a casa. Pero es una tortura que incluso si vas drogado puede provocarte más que feliz indiferencia un mal viaje de mucho cuidado. Los caballos percherones que nos arrimamos a la barra como torero al burladero cuando de bailar se ha tratado, necesitamos un buen látigo que nos arree para sentirnos realmente bien a las cinco de la mañana entre los zombies; un latigazo de The Whip como “Trash”.

7 ene. 2013

SHARON VAN ETTEN, “Serpents” ”Pensé que me ibas a tomar en serio” (2011).

Es el momento de los buenos propósitos. Uno que debería ser de obligado cumplimiento es el de no hacer el gilipollas por quien no merezca la pena; dejar atrás a la persona en cuestión o llevar una ristra de ajos contra los posibles vampiros que acechen en el camino; seguir adelante arreglando lo roto que quede dentro; escapar, sobre todo escapar; aprender, sobre todo aprender. Es un buen deseo para las uvas de nochevieja y si en tiempos de crisis los Reyes Magos se estiran un poco y regalan una tonelada de fuerza… todo será más fácil. Pero el primer paso es reconocerlo…como en las reuniones de Alcohólicos Anónimos. Yo, Sharon Van Etten, hago el gilipollas por alguien que me hace sufrir. Es un tema universal, pero pocas canciones como “Serpents” transmiten ese miedo, mala baba y reproches de quien decide bajar del altar al falso dios; “disfrutas chupando mis sueños, así que me acostaré con alguien que no seas tú”.

5 ene. 2013

MOMENTO MUSICAL 2012; concierto de EXTREMODURO en el BEC (20-10-2012)

Lo bueno de ser un blog humilde es que no sientes obligaciones. Sacas el último tu particular lista de mejores discos del año 2012, actualizas cuando te da por ahí, y te saltas algunas veces la norma básica de tu propio blog que es de canciones, no de discos, de reseñas de conciertos, de grandes clásicos navideños, etc, etc. Pero una vez al año no hace daño, y no puedo musicalmente pensar en el 2013 si antes no dejo constancia del “momento musical del año”… ¡¡tachán!! Y como este año no han resucitado los Beatles o milagros semejantes, no habrá cuórum acerca de cuál ha sido ese momentazo que diría aquel. Por lo tanto, de nuevo será personal e intransferible, y me alegro mucho porque cada uno haya tenido grandes momentos musicales del año, asociados a un disco, una canción, un concierto, un festival, aprendiendo a tocar su primera canción con la guitarra, cantando en un karaoke borracho o viendo al niño en la escuela encima de un escenario. Pero el momento musical del año para Gabba Gabba Hey! se produjo el 20 de octubre en el Bilbao Exhibition Centre. Incumpliendo mis propias normas una vez más, posteo el comentario que hice (hasta me dio por comentar) en Hipersónica (“Extremoduro en concierto en el BEC; a un paso de ser Dios”). Y puesto que elegir el momento musical del año es lo más subjetivo que puede haber… mi comentario no era una opinión ni una crónica músical, sino una crónica sentimental de tres horas de concierto con otras 16.000 personas.