"Me dices que sólo perdura el dinero. Me dices que sólo es sincero el sexo roto y no el amor. Te ríes con tu boquita de puta. Amigo, deberías estar en un campo de reeducación." (Pablo Und Destruktion, "Limonov")

21 sept. 2011

BLACK LIPS, "Family Tree" Desagradables, escatológicos, gamberros...¿y qué? (2011).


En directo son de los más gamberros, escandalosos, escatológicos de la escena independiente. Lucen en sus actuaciones gloriosamente salvajes un sonido no precisamente virtuoso con gallos y errores. Tampoco creo que les importe demasiado. Reivindican la esencia de tiempos pasados en que se subían al escenario jóvenes que habían comprado guitarras de 50 dólares y habían aprendido de la calle y en la calle a tocar unos acordes. Reivindican un pasado en el que jóvenes que no fueron a la universidad y que socialmente lindaban entre la clase media y la nada, cantaban lo que les salía; desde sus héroes del cómic hasta su frustración por no saber ni qué hacer para aspirar a ser felices. Estoy hablando de todas las generaciones pasadas desde los garageros de finales de los 60 hasta los punks del 77. Joder, la verdad es que es difícil encontrar una banda que me guste que no reivindique algo del pasado.


Black Lips demuestran, otra banda más, la excelente salud que tiene el sonido garage en este siglo XXI. Están considerados por muchos, y estoy de acuerdo, como una de las bandas punteras del garage-punk, y realmente puede gustar más o menos su estilo bizarro y de post-adolescentes macarras que desean llamar la atención, pero su trayectoria les avala. Este año han sacado ya su sexto disco “Arabia Mountain” (junio, 2011) y han tocado por todo el mundo. Se formaron como banda teniendo apenas 16 años y los tres componentes que quedan de aquella época (1999) hoy rondan entre los 28 y los 30. Ya no son unos niños aunque sigan haciendo travesuras como lo que aparece en el vídeo del tema "Family Tree" de su último álbum. Pero musicalmente quizás han llegado a la madurez.

Son divertidos, frescos, ágiles, rápidos, pegadizos… Representan los valores de mis queridos Ramones con los que han sido comparados y con los que en temas como “Raw Meat” parece que los hacen un homenaje. Dividen al personal entre los que los consideran una banda provocadora de estribillo fácil y los que los toman en serio a pesar de que ellos provoquen e irónicamente se consideren “flower punks”. No hubo demasiadas flores en los locales de su Atlanta local donde estuvieron vetados por sus directos locos. A veces conviene cuestionarse menos y simplemente disfrutarlos; que suenen en el coche un día en el que aún calienta el sol casi otoñal y quieres creer que será un buen día. O que suenen cuando estás bien de verdad y quieres celebrarlo.

“Family Tree” es la imagen bizarra y desagradable de la banda, y la consagración de su madurez musical. Con una letra poco concreta, ha sido criticado por su crítica implícita a la religión cristiana, con la particular crucifixión de Cole Alexander (vocalista y guitarrista), los vómitos, escupitajos y morreos entre los músicos de los Besos Negros. Me llama la atención que de cada diez resultados de esta canción en Google, nueve sólo hablan del vídeo, y nadie habla de un tema cojonudamente contagioso.

Debería de preguntarle a mi sicoanalista si lo tuviera, la razón de la abundancia de posts garageros últimamente en este humilde sitio. Cuando oyera a los Black Lips, Obits o Greg Preston and The Great Machine, o The Love Me Nots que me rondan continuamente, diría que es música para viajar a un pasado que no era mejor, pero sí menos gris. Música para escapar. De la crisis y de lo demás.



Letra de Family Tree

Página oficial de Black Lips

No hay comentarios:

Publicar un comentario