"Me dices que sólo perdura el dinero. Me dices que sólo es sincero el sexo roto y no el amor. Te ríes con tu boquita de puta. Amigo, deberías estar en un campo de reeducación." (Pablo Und Destruktion, "Limonov")

31 ene. 2012

JOEY RAMONE, "What a Wonderful World" A veces hay canciones que dan lecciones (2001).


Esta es la mejor entrada de este blog. No por lo que se me ocurra escribir para presentarla ni porque sea el mejor tema del siglo XXI, que no existe la canción perfecta. No. Es la mejor porque es la más auténtica de todas y además es obra de una de las influencias que hicieron que naciera este sitio, nada menos que Joey Ramone. Al igual que The Show Must Go On de Queen el contexto le da el verdadero significado y la hace enorme. Joey Ramone decidió versionar este tema de Louis Amstrong para el único disco en solitario que pudo sacar en su vida. La grabó cuando sabía que le quedaba poco de vida. Eligió “What a Wonderful World” como canción de despedida junto con otro temazo que se titulaba “Don´t Worry About Me”… Cuando te estás muriendo y empiezas a echar de menos todo lo que vas a perder y todo lo que no vas a vivir, cantar sin pena que el mundo es maravilloso y que no es preocupéis por mí es verdadera valentía. “What a Wonderful World” es un ejemplo para los que quedamos aquí. Es una lección y acudo a ella para cuando pienso que todo es una mierda.

25 ene. 2012

THE KILLS, “No Wow” ¿Puede ser el latido de un corazón un instrumento musical? (2005).

Una canción obsesiva que comienza con un ritmo obsesivo, machacón, la fuerza de un corazón que cada vez late con más fuerza. Música minimalista en la que el bajo, la guitarra contenida pero tensa de Jamie “Hotel” Hince y la voz de Alison “VV” Mosshart son capaces de no dejar indiferente a nadie. Puede agradar ese gusto por el esteticismo tan cool del dúo o puede no gustar. Pero esta obra de arte se distingue sobre otras miles de canciones y eso ya es un mérito. Sí, yo creo que fueron capaces de hacer del latido de un corazón un instrumento musical. O quizá es que fueron capaces de recrear con instrumentos el galope de un corazón. Qué más da… si el resultado para mí sigue siendo el mismo; “No Wow” del disco homónimo (2005), es una de las mejores canciones de este siglo XXI.

22 ene. 2012

KRAKOVIA, “We´re Born in Your City” Placer tarantiniano (2008).


Krakovia eran demasiado originales y divertidos. No cantaban como Jota de Los Planetas; no tenían pinta de ser jóvenes viejos formados académicamente; tampoco tenían pinta de ser pusilánimes ni políticamente correctos; yo diría que no madrugaban demasiado y que hasta fumaban... No eran nada concreto y eran muchas cosas, rock, punk, electrónica, glam... En definitiva, plasmaban estéticamente lo que es la indecencia, la noche, la impudicia, el lado seductor de lo prohibido. Lo divertido y lo prohibido. El placer y el peligro. Demasiado intenso para durar, quizás, porque lo cierto es Krakovia duraron un disco, “Road Movie” (2008). “We´re born in your city” fue su single de presentación que desde luego, no dejaba indiferente.

19 ene. 2012

THE KILLERS, "Read my Mind", Destripando lo que ya es clásico (2006).

The Killers es uno de esos grupos del siglo XXI de los que ya se ha escrito todo y de los que se exige siempre el máximo. Sobrepasaron la barrera de lo mainstream hace tiempo y hoy los conoce cualquiera que haya visto un simple anuncio de la tele. Son tan buenos y han tenido tanta repercursión que evidentemente han generado fobias, sobre todo entre snobs de los que “el primer disco era mejor” es su frase favorita o “sonaban mejor cuando tocaban en locales pequeños”. Pero yo sé que todos piensan en su fuero interno que han dejado ya para la posteridad algunas de las mejores canciones de este siglo. “Read My Mind” (del álbum “Sam´s Town”, 2006) es una canción archiconocida, y archidesconocida. Cualquiera la asume como un temazo que transmite épicamente una especie de fuerza, de alegría, y a su vez muy pocos son (somos) capaces de interpretar el mensaje que lanza una letra tan enigmática como poética.

14 ene. 2012

KULA SHAKER, "Fool That I Am" "Ámame para siempre como el tonto que soy" (2007).


Al amor no se puede ir de tonto. El amor no es un gatito que te ronronea y se soba contigo. Si vas de tonto cualquier día al despertarte te das cuenta de que te ha lanzado un zarpazo y será tarde para lamentarse. Por tonto. La banda británica Kula Shaker tiene un tema escondido en su disco del 2007 “Strangefolk”, en la época en que volvieron a juntarse tras su período de apogeo en los noventa con temas como “Hush”. “Fool That I Am” nunca fue single ni tuvo vídeo. No es un tema característico del rock psicodélico mezclado con britpop que les llevó a cierta fama. Pero es una pequeña canción con alma que me interesa contar. “El tonto que soy” es el lamento del que confundió al amor con un gatito y se lo comió un tigre.

13 ene. 2012

THE SHINS, "Simple Song" A veces los viejos barcos llegan a buen puerto (2012).


The Shins, el ya viejo grupo de Alburquerque, Nuevo México, han adelantado algo de lo que será su próximo disco (Port of Morrow, marzo de 2012), después de varios años de silencio, los cuales yo personalmente no les había echado de menos. Eran The Shins, decían que eran buenos, que su alma y vocalista James Mercer (Hawai, 1970) tenía una sensibilidad y voz muy personales. Que eran de los que más vendían de esa discográfica alternativa casi mítica que es Sub Pop. Su pop-rock de influencias que iban desde Beach Boys a Belle & Sebastian (el grupo más aburrido de la historia?) me parecía agua del grifo, que no sabe mal pero no es ningún placer. “Simple Song” leo que ha decepcionado a los que les gustaba el estilo dulzón de James Mercer. Por eso quizás a mí me parece un temazo que no es nada simple, que sabe a clásicos de los años 70, que tiene cierta épica, y sobre todo, que no sé por qué, que tiene capacidad de convertir un domingo por la tarde por lo menos en un viernes. Magia potagia.

9 ene. 2012

COLLEGE, “A Real Hero” Hubo una época en que soñábamos con ser héroes (2009).

Hay situaciones que recuerda a una canción; desde un día del pasado, a un cuadro, una persona, un sentimiento, también una película. “Drive”, de Nicolas Winding Refn con Ryan Gosling como protagonista, es una película extraña; aún no sé si es una gran historia de serie B, una gran película underground, o un producto comercial mal hecho. El caso es que su estética, la trama, los personajes… recuerdan a los años 80, envuelto todo en una banda sonora que huele a esa década tan hortera pero suficientemente lejana como para que la echemos de menos. Este revival ochentero al que pertenece “Drive” nos deja fuera de juego, nos hace disfrutar de cosas de las que nos creíamos felices de haber escapado. No sé, quizá cualquier tiempo pasado fue mejor cuando te haces mayor y es tiempo de tormenta. Tengo que pedir a mis prejuicios que me abandonen un poco para poder elegir una canción de pop electrónico y ponerla aquí… Pero se han ido sin chistar…

8 ene. 2012

THE RAVEONETTES, "Blitzed" "La belleza de nuestro amor está muerta" (2007).


Aprovechando que The Raveonettes han sacado hace unas semanas un disco de rarezas y caras B, y antes de devorarlo convenientemente, vuelvo hacia quienes ya dije en su momento que a veces pienso que es mi grupo favorito nacido en el siglo XXI; y que son un puño de hierro en guante de seda para decir lo que dicen en sus temas. No soy de cambiar fácilmente… “Blitzed” es uno de tantos ejemplos que justifican esas cosas tan gruesas. De su disco más oscuro “Lust, Lust, Lust” (2007) es una descarga de su estilo característico en estado puro, suavizado últimamente por cierto; guitarras surf prestadas de The Ventures, sonido sucio y distorsionado (o lo-fi y noise, que dirían los críticos gafapastas), letras de la Velvet Underground y melodías y muro de sonido del increíblemente loco e influyente Phil Spector. Todo al servicio de una idea; el deseo de ceder a la tentación, el peligro de la tentación en el amor, el deseo como algo poderoso y destructor.

3 ene. 2012

BLOOD RED SHOES, “I Wish I Was Someone Better” La culpa no tiene glamour (2008).


“Desearía ser alguien mejor” canta este dúo inglés tan cool, y es buen deseo para el 2012. El deseo podría consistir en ser mejor en general; más listo, más fuerte, más agradable, más valiente, brillante, feliz… Pero en realidad Blood Red Shoes se refieren a ser mejor persona en una canción en el que el tema de la culpa se desborda. “Cometí un error, cometí un error / llevo las cicatrices para mostrar mi vergüenza”. Y es que el rock suele gustar de tratar asuntos extremos, y la culpa es de los sentimientos más extremos que existen. Conozco a alguien que vivirá eternamente esclavizado por un grave error… y apuesto a que cualquiera desearía sentirse triste, desolado, nostálgico, indolente… cualquier cosa menos sentirse culpable. La culpa no tiene ningún glamour ni tiene compañeros de bar que invitan. Y Blood Red Shoes le ponen un ritmo frenético,  melodía repetitiva y unas imágenes estéticamente apropiadas a algo tan desasosegante.