"Me dices que sólo perdura el dinero. Me dices que sólo es sincero el sexo roto y no el amor. Te ríes con tu boquita de puta. Amigo, deberías estar en un campo de reeducación." (Pablo Und Destruktion, "Limonov")

15 nov. 2011

MADEMOISELLE K, "A L´Ombre" La rabia, la electricidad, la protesta (2006).


Dicen que Francia mira mucho hacia atrás. Que se recrea en un pasado en el que París era el centro cultural del mundo; desde los últimos filósofos con influencia real en la gente, hasta genios de la literatura viviendo sin blanca; desde artistas que reinventarán el arte hasta exiliados de mil batallas perdidas que se refugiaban en bares y cabarets para lamerse las heridas. La bohemia francesa… la única bohemia verdadera. El francés era el idioma culto y daba igual que Nueva York fuera más moderna, Londres más poderosa y Berlín más amenazadora. Por eso la música del siglo XXI en Francia sigue anclada varias décadas atrás, sin alternativas que sorprendan fuera de Francia. Sigue mirando a sus clásicos, porque siguen amando demasiado a su idioma como para que se escuche fuera de Francia, ahora que ya no hay ningún idioma culto. La “chanson française” se sigue haciendo igual que en la época de Charles Aznavour. Pero un país con la potencia cultural que tiene Francia siempre produce excepciones que son de admirar y de alucinar; la irrupción de Mademoiselle K fue d admirar y alucinar… en colores.



Estaban Noir Desir, Dèportivo, Les Wampas… como más que dignos representantes del rock francés cantado en francés. Pero allá por 2006 apareció el “Ça me vexe” de esta banda con alma en esa K que no es otra que Katerine Gierak (afueras de París, 1980), hija de inmigrantes polacos obsesionados con la música clásica y transmitir el amor por la música a su hija. Mujer de belleza desgarbada, como su música, oscilante entre la elegancia francesa y lo desgarbado del punk-rock norteamericano o inglés. Claro que siguen teniendo influencia de los clásicos franceses en las canciones íntimas (ella cita a Gainsbourg) y que no es nada novedosa la fórmula. Pero queda una fuerza y una melodía, una elegancia y una guitarra que sorprenden que a pesar de que Mademoiselle K nació de pie (con EMI detrás), no se convirtiera en mucho más popular.


De ese gran disco había varias joyas entre las que destaco “A L´ombre”, una canción que representa lo más rockero de Mademoiselle K y la influencia francesa en la letra. Cómo no hacer una canción sobre la explotación laboral en la patria de la revolución de 1789, en el de la Comuna de París, en el de Mayo del 68… Musicalmente “A L´ombre” pasará a la breve aún historia de este siglo por poseer uno de los riff de guitarra más contagiosos. Sencillamente impresionante. Una metralleta. Y esa impresión envuelve un fondo muy actual; las relaciones laborales injustas en una época en que parece que hay que pedir perdón por tener empleo y que eres un atrevido si pides cosas como el cumplimiento del contrato. Esta es una canción protesta rabiosa. Así es el rock; rabioso y crítico. Lo curioso es que la canción se escribe en el 2006, antes de que esas condiciones empeorasen como consecuencia de la crisis.

Mademosiselle K nació siendo cerveza agria y agitada. Decían cosas como “Ay, si estuviera en Estados Unidos podría comprar un arma enorme” (“Ça sent l´été”); “Róeme que estoy podrida, que me vuelve loca, que me asusta el aire” (“Jalouse”); “Está lloviendo, llueve. Es Dios que mea, es Dios” (“Jamais La Paix”). Después pasó el tiempo y vinieron dos discos más, el último de ellos este mismo enero del 2011. Pero no sé qué pasó, que la cerveza se volvió dulzona, sin burbujas y templada. Cerveza sin alcohol caliente. Lástima.




Letra traducida de "A L´Ombre" ("A la sombra")
(Letra original en francés)

A la sombra de los bien pensantes, hipócritas
Se vive tranquilo, no hay peleas
Simplemente ser listo y sonriente
Aunque si haces rabiar pierdes todo el plumaje

Si quieres permanecer en el tema
Debes hacer sacrificios
Si quieres permanecer en el tema
Debes hacer sacrificios

Además de los beneficios
Le daremos automáticamente
Pequeñas ventajas naturales
Como las horas extraordinarias y más
No le pagaremos siquiera esa parte del contrato
Usted ha pagado caro por esos privilegios y no se le niegan

No nos negaremos
No nos negaremos
No nos negaremos
No nos negaremos

Si quieres permanecer en el tema
Debes hacer sacrificios
Si quieres permanecer en el tema
Debes hacer sacrificios

Si tienes la desgracia de existir
De ser un poco más lento y más
Te quedas sin necesidad de sueño
Nos gusta que sean perfectos

Para aquellos que no llevan medallas
Les queda sólo el derecho a trabajar
Trabajo
Trabajo
Ala, a trabajar!

Página oficial de Mademoiselle K

No hay comentarios:

Publicar un comentario