"Me dices que sólo perdura el dinero. Me dices que sólo es sincero el sexo roto y no el amor. Te ríes con tu boquita de puta. Amigo, deberías estar en un campo de reeducación." (Pablo Und Destruktion, "Limonov")

4 may. 2012

DOCTOR DESEO, "Abrázame" Los abrazos valen de mucho y las palabras de nada (2004).


Un sábado de noviembre de 2003, Marco Antonio se subió al escenario de una sala de Pamplona. Nadie sabía que sería su último concierto. En los ochenta, había llevado una vida de excesos y punk como cantante de Tijuana in Blue y esa banda disuelta hacía una década había vuelto a los escenarios. Marco Antonio volvía a ser Eskroto, su antiguo nombre de guerra. Por el camino se le conoció como Gavilán, cuando cansado, se había retirado a México y al volver fundó la también excesiva banda Kojón Prieto y los Huajolotes. Pero ese sábado Marco Antonio volvía a los orígenes, tocaba en casa acompañado de El Drogas de Barricada y otros músicos amigos. El telón se abrió cuando Marco Antonio terminaba unos versos de Bequer; “¡Dios mío, Dios mío, qué solos se quedan los muertos!” y cuentan las crónicas que fue memorable. Uno de los privilegiados asistentes ese día al concierto era Francis, voz del grupo vasco Doctor Deseo. Al acabar se fundió con Marco Antonio mientras este, emocionado, le dijo “abrázame y no me digas nada”. Al día siguiente, Marco Antonio, Eskroto, decidía quitarse la vida ahorcándose con 38 años. Esta es la canción que Francis compuso en su recuerdo.
  
Ni Tijuana in Blue ni Kojón Prieto me gustaron en mi adolescencia, aunque alguna jueRga sí que recuerdo… Eskroto no me inspira como artista como Jim Morrison, pero sí como ser humano. Era un ser humano alegre y vital, que vivió su época locamente. Nada amargado con la vida y hasta gracioso. Alguien que quizá no fuera brillante pero sí muy creativo. Quizá nadie sepa bien por qué se cayó con todo de repente, es un misterio el suyo y el de muchos qué se te puede pasar por la cabeza para tirar de soga. Francis hizo esta canción intentando atrapar el sentimiento de honda tristeza y soledad que significaban esas palabras; “abrázame y no me digas nada”. Apenas unos meses después la veterana, poética y canalla banda Doctor Deseo publicaba su disco “Rómpeme en mil caricias, cielo, rómpeme” (2004), en la que se incluída este homenaje. “Abrázame” es de esas canciones por tanto que tiene una inspiración demasiado intensa como para pasar desapercibida. Pero además es que es buena… es lenta pero tensa, muy sincera y consigue subir y subir en un lamento hasta el terreno de la épica. Cuando haces una canción basada en las palabras de un amigo que se despide de tí, o haces algo realmente bueno o ni lo intentes.


Doctor Deseo es una banda de pop rock nada light y son oriundos de Bilbao. Acaban de sacar disco este año y ni he tenido tiempo de escucharlo ("Al Amanecer Seguir Soñando"). Han colaborado con ellos Platero y Tú o Robe Iniesta y saben como pocos llegar a lo profundo del ser humano. Son libres para usar el rock más clásico, para denominarse para ser polémicos como un grupo pop cuando el “rock radikal vasco” estaba en auge. Introducen toques flamencos, dance o hip-hoperos a unas letras que hablan del desamor, de la noche, de su ciudad, de la tristeza o de la soledad. La soledad… qué solo debió sentirse Eskroto cuando se bajó esa noche del escenario aclamado por cientos de personas y sólo supo decir a su amigo “abrázame y no me digas nada”. Qué simple y qué profundo. Para qué decir nada si las palabras sólo son ideas concretadas en sonidos y lo que uno necesita es sentirse protegido por el contacto de otro ser humano. Qué pena la que debió sentir Francis al día siguiente cuando descubrió que no supo o no había manera de atender a esa llamada de auxilio. Qué pena cuando alguien pide auxilio y no se puede hacer nada. Joder, qué pena que no haya más abrazos. Qué pena.





Letra de "Abrázame"

Cuando la copa de los sueños está vacía,

y miles de abejas jugando en las tripas me roban las noches.

No me dejes sólo,

que ahora soy tan pequeño,

y cuando despierto de una pesadilla,

nada cambia,

todo sigue igual.


Abrázame, abrázame,

y no me digas nada.

Que esta tristeza no me abandona,

y este miedo duele más.

Abrázame, abrázame,

y no me digas nada.

Que esta tristeza no me abandona,

y este miedo duele más.

Abrázame, abrázame....


Como una noche de invierno en Noruega,

un manto de escarcha, un corazón desnudo, tortura de vida.

No me dejes sólo,

que ahora soy tan pequeño,

y cuando despierto de una pesadilla,

nada cambia,

todo sigue igual.


Abrázame, abrázame,

y no me digas nada.

Que esta tristeza no me abandona,

y este miedo duele más.

Abrázame, abrázame,

y no me digas nada.

Que esta tristeza no me abandona,

y este miedo duele más.

Abrázame, abrázame....

Página oficial de Doctor Deseo

1 comentario:

  1. Siempre me han gustado Tijuana, Kojon Prieto, y Doctor Deseo. "Abrázame" es una de esas canciones redondas, lo que no sabía es la historia que encerraba...Muchas gracias por compartirlo, es muy emocionante...Salud!

    ResponderEliminar