"Me dices que sólo perdura el dinero. Me dices que sólo es sincero el sexo roto y no el amor. Te ríes con tu boquita de puta. Amigo, deberías estar en un campo de reeducación." (Pablo Und Destruktion, "Limonov")

10 ago. 2011

BEATSTEAKS, "Milk & Honey" Para subir el ánimo (2011)


Hay días y días. Y momentos, estados de ánimos, prioridades y puntos de vista diferentes acerca de la misma cosa según pasa el tiempo. Mirando cómo los barrios humildes de Londres, Liverpool o Manchester se levantan contra sus vecinos y les roban. Cómo se mean en la sociedad a la que no se han sabido adaptar o la cual no ha sabido aceptarlos. Ver la falta de lemas moralmente asumibles. La falta de inteligencia. La falta de corazón. La falta de estética de un supuesto marginado social que sale muy contento de una tienda en llamas con su X-Box en la mano… Eso produce tanta decepción por el mundo que vivimos como la prima de riesgo o los datos del paro. Por eso huyo de la banda sonora de estos días de canciones cojonudas pero profundamente oscuras u trágicas. Por eso Beatsteaks acuden a recordarnos que las canciones sirven, entre otras cosas, para, de forma completamente irracional, cambiar estados de ánimo.



Los berlineses llevan más de 15 años de carrera, una carrera que les ha convertido a triunfar al menos en su país, donde tienen relevancia incluso para el gran público. Y siempre lo han hecho con cercanía, buen rollo, mensajes positivos, energía, sinceridad… con un estilo propio de amplio espectro que ha ido desde el punk hasta el pop-rock melólico pasando por la influencia del ska y el reggae. Pero para tiempos en los que la frase de que "cuanto más conozco a las personas, más quiero a mi perro” está de actualidad, se necesita volver a grupos que les gusta el directo, y la gente, y que cada concierto sea una ceremonia de unión y celebración. Invitan a gente del público a tocar la batería, surfean encima de la gente, son capaces de cantar metidos en mitad de la jauría en que se convierten rockeros antes tranquilos. Confían en la gente, confían que la energía les llegará a abrazarse, a sonreir, a gritar consignas vitalistas, no a joderle el negocio al vecino paquistaní.
“Milk & Honey” es de esas canciones que dan ese calor, por mucho que el videoclip haya sido rodado en un Berlín nevado y en blanco y negro. Es del disco de este año “Boombox” (abril, 2011), quizá no el mejor de la banda, que para mí es Smack Smash (2004), pero con un puñado de buenas canciones. Para este tema, buenas guitarras y melodías aunque se nota poco la fusión de estilos de Beatsteaks que es marca de la casa (especialmente el punk y el rap en ocasiones, pareciéndose a Red Hot Chilli Peppers). Pero la canción es un subidón de alegría, y el vídeo un desfilar de personajes de cualquier ciudad, todos diferentes, cada uno de su padre y de su madre, múltiples culturas y etnias del Berlín actual… que recuerdan al mismo ser humano cuando cantan y cuando los miras a los ojos. Una canción de reconciliación con el ser humano.



Letra original en inglés

Página oficial de Beatsteaks

No hay comentarios:

Publicar un comentario