"Me dices que sólo perdura el dinero. Me dices que sólo es sincero el sexo roto y no el amor. Te ríes con tu boquita de puta. Amigo, deberías estar en un campo de reeducación." (Pablo Und Destruktion, "Limonov")

21 jul. 2011

LA VIDA BOHÈME, "Radio Capital" Gabba Gabba Hey! (2009)


Hay post en los que debería contar demasiadas cosas y este es el más difícil por esta razón. La Vida Bohème (nombre tomado de la ópera de Puccini) es más que un grupo de música y yo creo que la música es algo más que simple música. No es fácil de resumir ni transmitir lo que son La Vida Bohème ni lo que fue su primer single “Radio Capital”. Desde Venezuela, son el grupo de música alternativa (diría de música no tan evidente) que más me interesa de toda Sudamérica, aunque reconozco mi ignorancia en lo que se está cociendo por esas tierras.

Son inteligentes, implicados, independientes, críticos y antichavistas, quizá por todo eso me caen tan bien. Sociológicamente representan al movimiento estudiantil que surgió en el 2007 y que se enfrenta al gobierno de Chávez desde entonces acusándolo de mala gestión y autoritarismo. El disco debut (“Nuestra”) de La Vida Bohéme grupo compuesto por cuatro jóvenes universitarios, se publicó en enero del 2010, cuando las protestas estudiantiles arreciaron por el cierre de varios medios de comunicación. Entre sus influencias se encuentran los mitos del punk como los Ramones y The Clash, la música electrónica, el rock histórico venezolano y todas las nuevas bandas anglosajonas tipo Strokes. Pero también Aldous Huxley y su “Mundo Feliz”, Orwell y su “1984” o “Rebelión en la Granja”… también Rousseau y su visión del Buen Salvaje. En su música hay tanto de diversión y baile como de reivindicación contra el abuso de poder del Estado y a favor de la independencia de pensamiento. Con ese plan cómo no sentirme identificado. Es un cóctel perfecto de juventud, ritmo y fuerza sin caer en lo más asquerosamente demagógico. “La Rèsistance” es eso que La Vida Bohème se ha inventado para canalizar la crítica con la situación de su país y que ya no es música.
“Nuestra” durante meses no vendió una sola copia porque era gratis. Pedían su distribución gratuita a través de Internet y utilizaron una inteligente promoción de su disco demostrando que se puede llegar al público de otros modos además de ser guapo y salir en televisión. Sus conciertos son ceremonias en las que la unión de grupo y público se produce incluso físicamente mediante litros de pintura que embadurnan a músicos  y público. Todos cantando al inicio de cada concierto el himno de Venezuela porque nadie tiene en exclusiva el derecho a apropiarse de una idea determinada de nación. Saben de la importancia de los símbolos y los utilizan continuamente. En los directos es normal que se coreen consignas como la siguiente…”Repitan, yo no mataré. Yo venceré. Yo no estoy loco. Yo leeré. Yo perdonaré. Yo no olvidaré. Yo lucharé, el día llegará. Yo bailaré. Yo soy la Vida Bohème”. Hace pocos días Riccardo Muti propuso al público que cada vez que vea su ópera “Nabucco” cante en una determinada parte el estribillo con los cantantes. Esa parte, “Va Pensiero”, es un alegato de la independencia italiana frente al Imperio Austrohúngaro y será reciclado como modo de protesta contra la política de Beslusconi contra la cultura italiana. Ópera y rock. Venezuela e Italia. El artista y el público unidos en símbolos contra el poder.

No entiendo cómo “Nuestra”  no tuvo fuera de Venezuela demasiada resonancia. Fuera de Venezuela me consta que sólo han tocado en Nueva York y no me extraña porque EE.UU. y especialmente esa ciudad son especialistas en importar lo más creativo del resto del mundo. Me resulta extraño que tampoco hayan tocado nunca en España, ahora que alguno de sus componentes vive aquí para acabar sus estudios.

“Radio Capital” es una buena muestra de por qué me parecen lo mejor del año pasado. Radio Capital fue una emisora pionera en música rock en Venezuela; los candados y las crestas a los que hace referencia la letra son las fiestas clandestinas punk del Caracas de los años 80; y “Gabba Gabba Hey”… como el título de este sitio, es uno de los gritos de guerra de los Ramones. Esas palabras sin traducción que no significan nada y que significan mucho. Tomada de la película de 1932 “Freaks” (los Ramones, especialmente Johnny, sentían debilidad por el cine de terror de serie B), en ella un grupo de deformes y monstruos varios aceptan como uno de ellos a otro monstruito deforme. Alterando ligeramente la bienvenida de la película, los Ramones para su canción “Pinhead” (1977) lo conviertieron en un “gabba gabba hey!, te aceptamos a ti, te aceptamos a ti, como uno de nosotros…”. Los diferentes aceptando a otros diferentes. Solidaridad entre extraños del mundo “normal”.

El vídeo con cuatro detalles transmite mucho. Aparece el Caracas real, en una de sus barriadas típicas. Los cuatro componentes de la banda huyen de algo y se refugian en lo alto de los edificios, donde igualmente son secuestrados por siniestros personajes que salen de furgonetas negras y cierran las bocas de quien parecía que tenía algo que decir. Aún así, la consigna a modo de pancartas florece por lo techos de toda la ciudad. Un vídeo que reivindica el rock, el punk, el dance… y sobre todo la libertad de expresión. No en vano La Vida Bohème ya ha tenido varios problemas con las autoridades de su país.



Página oficial de La Vida Bohéme

3 comentarios:

  1. Qué genial que un blog extrangero valore el talento venezolano. No son lo mejor que ha salido del país (Dudamel y Caramelos de Cianuro tienen más importancia e historia) pero de todas maneras son bastante buenos y originales. :)

    ResponderEliminar
  2. El talento no conoce fronteras. A veces me pregunto cómo es que habiendo más de 400 millones de personas que hablan mi idioma sólo escucho música en español hecha en España. Gracias por el consejo, escucharé esas bandas.

    ResponderEliminar
  3. Hace poco que conocí a la vida bohéme aquí en México, y eh quedado encantada, realmente no tienen comparación y da gusto conocer y escuchar música con sentido, son personas muy agradables y accesibles ojalá tengan más difusión y éxito.

    ResponderEliminar