"Me dices que sólo perdura el dinero. Me dices que sólo es sincero el sexo roto y no el amor. Te ríes con tu boquita de puta. Amigo, deberías estar en un campo de reeducación." (Pablo Und Destruktion, "Limonov")

24 jul. 2011

AMY WINEHOUSE, "Back to Black" Amy Winehouse, 1983-2011... vaya cagada


Vaya cagada Amy. Nadie daba un duro por que llegaras a vieja. Pero tampoco nadie pensaba que llegaras a conformar el club macabro de los 27 junto a Jim Morrison, Janis Joplin, Jimi Hendrix, Kurt Cobain y el guitarrista de los Stones Brian Jones. Veintisiete años… dos discos… y por mucho que hayas vivido Amy, la has cagado sin saber miles de cosas. Porque a los 27 años se sabe sólamente lo que ha dado tiempo a saber antes de que las arrugas hagan su aparición. Menuda mierda… Hoy dicen que te has muerto, pero todos sabemos que te has matado. En el fondo te has matado. Kurt Cobain al menos eligió el momento y sólo él sabe por qué lo eligió. Dudo mucho, diga lo que diga la autopsia, que verdaderamente tú eligieras tu momento. Sencillamente te mataste sin fecha fija, no tuviste ni una despedida íntima de todo lo que queda atrás, que al fin y al cabo es todo lo que queda, sin más.


Alcohol, heroína, cocaína, éxtasis, ketamina (ni siquiera se qué cojones es la ketamina)… todo no podía ser Amy. Los de antes la cagaron pero no estaban avisados. Nosotros estamos tan avisados que no tenemos perdón. Y tú tampoco lo tienes. Desde que compusiste tu disco genial “Back to Black” (2006), el que se convertirá en tu epitafio, estabas avisada. Esa fue la primera vez que te ingresaron. Los mártires del rock ya te habían avisado antes. O deberías haber hecho caso a tu espejo, que te decía cómo esa chica resultona que grabó su primer disco “Frank” (2003), se iba convirtiendo en un amasijo de pellejo y huesos tambaleante. O incluso deberías haber hecho caso a esos fans que esperaban escuchar a la fue considerada mejor voz del siglo XXI y te silbaban y abucheaban porque no eras capaz de mantenerte en pie. La última vez fue hace apenas un mes Amy. Menuda grandísima cagada la tuya.

Años mirándote de reojo y escuchándote sin demasiado interés porque te consideré un producto de marketing, incluso llegué a pensar que tu cuelgue era producto del márketing. Mea culpa. Fui imbécil. Haces meses, quizá porque no se te oía tanto, me quité el complejo y escuché tu disco genial. Repito; lo escuché, no lo oí. Y desde entonces te consideraba, como tantos, la mujer destinada a revitalizar como nunca el soul, el blues, el jazz… todo a la vez. Nada más y nada menos. Y esperaba que ese tercer disco que estabas componiendo fuera el bombazo definitivo. Y sabía que me haría temblar. Y que me haría viajar, sentir, flotar, cerrar los ojos… Yo pensaba eso. Y me estaba preparando para el momento. Había decidido no verte en la televisión con tus movidas. No ver tus fotos demacradas y exageradas. Sólo escucharte. Y disfrutarte. Me has dejado sin eso. Egoístamente es una putada. Pero más putada es para ti, y sinceramente lo siento. No sé por qué la cagaste ni por qué te empeñaste en cagarla. Pero lo siento.

Lo peor es que vas a dar de comer a los buitres. Esos que hablaron más de ti porque fuiste una notas en vez de porque fuiste la voz. Así de simple. Muerto Frank Sinatra a quien le damos el título. Te lo daban a ti. La Voz. Pero los buitres hablaban más de tu lado trágico; siempre ha vendido más la miseria que la gloria. Tus tatuajes, tu carácter, tus pestañas… antes que tus canciones. Tenemos Amy Winehouse, Amy la de la de la casa del vino, para rato en la plaza pública del pueblo. La de las ejecuciones. Joder Amy, te empeñaste en dar de comer a los buitres y los percibo riéndose en las alturas. “Crónica de una muerte anunciada” graznan esos buitres. En tu Inglaterra natal son especialistas en devorar bocados como tú.  Yo me niego a exponer aquí el cadáver que lucías en los últimos tiempos. Prefiero recordarte de otro modo.

De tu disco glorioso “Back to Black” no elijo esta madrugada la canción del mismo nombre por morbo. La elijo porque me parece tu mejor canción. Y me parece una mierda de coincidencia que tu mejor canción se titule “Volver al negro”, y que el vídeo, que simula un funeral, acabe con un “RIP, el corazón de Amy Winehuose”. Es una grandísima canción. No era la canción de tu funeral, sólo una canción de desamor (¿te dio tiempo a conocer de verdad el amor Amy?). Quizá toda tu voz, toda la capacidad que tenías en crear cosas como “Back to Black”, eran fruto de un pacto con el Diablo, pacto que firmaron antes los mitos. Quizá de hecho es el precio de pagar para llegar a ser mito. Yo soy un mortal. Y mediocre, como la gran mayoría de los mortales. Por eso no entiendo. Pero si firmaste ese pacto, Amy, incluso a pesar de este “Black to Black” que nos acompañará siempre… en ese caso… fue una gran cagada.



Letra traducida de "Back to Black" ("Volver al negro", o "Nuevamente de luto"... en un sentido de volver a la soledad más íntima)

(Letra original en inglés)

Él no dejó tiempo para lamentar.
Mantuvo su polla húmeda
con su misma vieja, firme apuesta.
Yo y mi cabeza en alto
y mis lágrimas secas
Sin mi chico.
Tú volviste a lo que ya sabías
tan alejado de todo aquello que pasamos.
Y yo, transito un terreno complicado
mis posibilidades están estancadas
Tendré que volver al negro.

Simplemente nos dijimos adiós con palabras.
He muerto cientos de veces.
Tú vuelves a ella
y yo vuelvo a...
Yo vuelvo a... nosotros

Te quiero mucho
y no es suficiente.
Tú amas soplar y yo amo aspirar.
Y la via es como un tubo
y yo soy una diminuta moneda que rueda por su interior.

Simplemente nos dijimos adiós con palabras.
He muerto cientos de veces.
Tú vuelves a ella
y yo vuelvo a...
Simplemente nos dijimos adiós con palabras.
He muerto cientos de veces.
Tú vuelves a ella
y yo vuelvo... al negro...
Negro, negro, negro, negro, negro...

Página oficial de Amy Winehouse
 

7 comentarios:

  1. Amy elegio una forma de vida y eso fue la que le llevo a este final, una verdadera lastima porque después de Back to black se confirmo como la voz de esta decada y tenia que haber seguido así pero quien iba a pensar que nunca más llegaría a publicar nada más. yo aún estoy que no me lo creo

    ResponderEliminar
  2. O sea si no te gusta Amy, abstente de hacer comentarios estúpidos, y llamarle mierda a la vida de Amy. te aseguro que hizo más en veintisiete años que lo que tú has hecho en toda tu vida.

    ResponderEliminar
  3. Tienes toda la razón en que hizo en 27 años más de lo que yo haré en toda mi vida. No tienes razón en que tenga que abstenerme de hacer comentarios estúpidos. Primero, porque no creo que sea un comentario estúpido, sino que tú no sabes leer y confundes la crítica de un grave error con una crítica generalizada a la vida de esa artista o una falta de respeto. Segundo, porque aunque fuera un comentario estúpido, soy libre de hacerlo igual que tú lo eres de escribir aquí las estupideces que te vengan en gana. Bienvenid@.

    ResponderEliminar
  4. Una gran leyenda nos deja muchos temas ella era humana y se equivoco pero siempre estará en nuestras memorias

    ResponderEliminar
  5. verdaderamente hay cosas que te cambian la vida
    baj llego el fin un poema
    tetrico olvidado para siempre ilucionado dolido a muerte se siente la sangre que hierve de dolor de furia por habr sido olvidado recuerden al amor que ya no vivira y de tanto olvido morira

    ResponderEliminar
  6. que alguien se acurde de ella
    baj s lo que hacen todos

    ResponderEliminar
  7. dejen de hablar pabadotas
    back to black fue lo mejor
    se los dice una gotica

    ResponderEliminar