"Me dices que sólo perdura el dinero. Me dices que sólo es sincero el sexo roto y no el amor. Te ríes con tu boquita de puta. Amigo, deberías estar en un campo de reeducación." (Pablo Und Destruktion, "Limonov")

27 jun. 2011

FUZZY WHITE CASTERS, “Ten Thousand Volt of Electric Love” Quizá el bombazo del rock español (2010)


Hubo un tiempo en que cualquier grupo español que hiciera algo bueno encontraba eco en los medios de comunicación. Una época, los años 80, en que programas de televisión y de programas de radio promocionaban su música, con conciertos, entrevistas, videoclips… El potencial público sabía además dónde y cuando podía encontrar algo bueno de música española. Pasó la movida, el país cambió, se modernizó, se hizo más aburrido, los medios se diversificaron… Y por el camino no importaba demasiado que no hubiera programas de televisión o de radio con audiencia importante que promocionaran grupos de aquí. Total, para qué… Total, para quién…

Hoy cada intento de hacer un programa que agrupe a público amante de música alternativa (o simplemente buena música) como “No disparen al pianista” se salda con un fracaso de audiencia. Quedan los conciertos de Radio 3 y lo ve muy poca gente. El problema es que se necesitaría mucha más publicidad y promoción aparte del boca a boca o Internet porque puedo afirmar sin ningún tipo de chauvinismo que España está viviendo una segunda edad de oro de la música.


El grupo valenciano Fuzzy White Casters es otra revelación que he encontrado meses después de que lleven asombrando a un público minoritario. Aún minoritario porque no tienen mucho material que ofrecer (apenas cinco canciones) pero fundamentalmente porque es un problema que un grupo español salido de la nada pueda ser conocido por mucha gente que potencialmente pueda gustarle con los actuales medios de promoción que existen aquí. Y aún así pueden sentirse afortunados porque Subterfuge pretenden grabarles su primer disco, han teloneado a Artic Monkeys y pueden dar muchos conciertos en salas o festivales. Pero escuchando cualquiera de sus temas, uno se pregunta si realmente es justo que sigan siendo para el gran público “un grupo desconocido de nombre impronunciable”.

Formado en 2009 por cuatro chavales de 19-20 años, (Víctor Corell, voz, guitarra y sintetizador; Santi Igual, guitarra; Álvaro Martínez, bajo; Jonathan Kutnowski, batería), se les pude definir como rock-dance o new-rave. Gustan a la primera, sorprenden por su capacidad de sonar modernos con melodías que en ocasiones parecen sacadas del garage de los 60 aunque más aceleradas, tienen unos riff de guitarra espectacular que mezclan con sintetizadores de modo que básicamente dan ganas de bailar y bailar. Cuentan cómo después de ganar varios concursos se fueron a Londres a tocar e iban de pub en pub y de local en local con su equipo a toda prisa por el metro… Espero que nunca pierdan la perspectiva de las cosas, pero en apenas unos meses, cuando se publique su disco debut, intuyo que quizá no necesiten ni coger el metro.



¿Qué te ha parecido?








No hay comentarios:

Publicar un comentario