"Me dices que sólo perdura el dinero. Me dices que sólo es sincero el sexo roto y no el amor. Te ríes con tu boquita de puta. Amigo, deberías estar en un campo de reeducación." (Pablo Und Destruktion, "Limonov")

22 abr. 2012

JACK WHITE, “Sixteen Saltines” Celos y adolescencia descontrolada en lo nuevo del genio de la guitarra (2012).


Tras morir definitivamente The White Stripes el año pasado, el alma de ese dueto que ya es parte de la historia de la música, ha comenzado su carrera en solitario. Jack White (Detroit, 1975) es un genio loco que además de crear esa banda que revitalizó como nadie el garage rock, lo mismo colabora con otros, que crea bandas alternativas como The Raconteurs o The Dead Weather o versiona lo que haya que versionar. Esta semana sale a la luz su primer disco en solitario (“Blunderbuss”) y parece que supone la continuación estilística de The White Stripes, lo cual es una gran noticia. “Sixteen Saltines” es un adelanto de lo que será el disco, siguiendo con esa voz ácida, esas letras intensas, y sobre todo esa mezcla de garage y blues rock que sale de los riffs inconfundibles del genio.
Jack White musicalmente es nervioso (vitalmente también lo parece) y esa ansiedad tiene su punto adeolescente. El vídeo que acompaña a este tema se podría titular “Adolescentes sin control” con una estética sucia y cierto regusto nihilista, pero detrás de esa guitarra que engancha y ese vídeo buscadamente desagradable está el tema de los celos. Los celos, que al fin y al cabo, es una sensación tan irracional y que crea tanta ansiedad, que se puede considerar como algo adolescente que sigue latente siempre y que salta cuando menos te lo esperas. En la letra hay referencias aún así a la etapa adolescente (casillero, stikers), cuando esa sensación que pudre por dentro es más acusada. Pero por eso no es para nada una letra simple. “Estoy hambriento y el hambre permanecerá. Comí dieciséis galletas saladas y lamí mis dedos”… como si comer galletas pudiera saciar ese otro hambre de alguien. “Si estoy ocupado entonces no me podría importar menos lo que hagas, pero cuando estoy solo no pienso en nada más que si un chico puede estar llegándote y tocándote”… celos egoístas, celos prácticos, celos de querer la exclusividad, celos obsesivos, celos visuales, celos, celos, celos... nubes negras dentro de la cabeza y la imagen de otro disfrutando lo que tú quieres. ¿No se parecen siempre? Jack White es excesivo y ácido, su voz y su guitarra lo son, su vídeo, su tema, su letra, la forma de tratar un tema ya de por sí excesivo como los celos. Aparecen palabras como basura, espejo roto, hogar roto, vomitando, muerto, tristeza, locura… Y una imagen poética de alguien que usa las manos no sólo para rasgas cuerdas, sino para escribir algo tan bello como que “tacones de aguja hacen un agujero en un bote salvavidas”.



Letra traducida de “Sixteen Saltines” (Dieciséis galletas saladas”)
(Letra original en inglés)

Ella tiene stickers en su casillero
Y el número del chico escrito en marcador mágico
Estoy hambriento y el hambre permanecerá
Comí dieciséis galletas saladas y lamí mis dedos

Bueno, cada mañana llevo las noticias
Sombrero negro, zapatos blancos y estoy rojo en todas partes
Ella tiene un gran buzón que pone enfrente
Basura adentro
Basura afuera
Ella está consiguiendo lo que quiere

Quién está celoso?
Quién está celoso?
Quién está celoso?
Quién está celoso de quién?
Si estoy ocupado entonces no me podría importar menos lo que hagas

Pero cuando estoy solo no pienso en nada más
Que si un chico puede estar llegándote y tocándote
Tacones de aguja hacen un agujero en un bote salvavidas
Saltando cuando estoy hablando y riéndote mientras flotamos

Oigo un silbido, así es como se que estoy en casa
Lápiz labial, pestañas, espejo roto, hogar roto
Comida forzada, mezcla forzada hasta caer muerto
No puedes derrotarla, cuando la conozcas entenderás lo que te digo
Y el Señor sabe que hay un remedio para su locura
Pero el Señor bromea mientras floto en el mar de la tristeza

Ella no lo sabe pero cuando ella se va me siento y bebo un poco
Y estoy seguro que ella también está bebiendo, pero preguntándose para qué y para quién
Y estoy remando solo, soy un lado del bote
Mirando, vomitando, salvavidas en mi garganta.

Quién está celoso?
Quién está celoso?
Quién está celoso?
Quién está celoso de quién?

Página oficial de Jack White

No hay comentarios:

Publicar un comentario