"Me dices que sólo perdura el dinero. Me dices que sólo es sincero el sexo roto y no el amor. Te ríes con tu boquita de puta. Amigo, deberías estar en un campo de reeducación." (Pablo Und Destruktion, "Limonov")

3 abr. 2012

FUEL FANDANGO, “Shiny Soul” ”Es tiempo para mí, para alimentar mi alma” (2009).


¿¿Pero de dónde han salido estos??” Es la expresión de asombro que escuché el viernes cuando salía del conciertazo que se marcaron Fuel Fandango en una pequeña sala a la orilla del Cantábrico. Pues resulta que son un dueto (más batería en directo) formado por Ale Acosta (Lanzarote, 1980), productor y dj creador de Mojo Project y Cistina, “Nita” (Córdoba, 1987), una joven alma flamenca curtida en muchos tablaos antes de juntarse en el proyecto Fuel Fandango. La cabeza del grupo es Ale, ya veterano en esto de fusionar cosas; y el corazón sin duda es Nita, que aprendió de su origen musical (y geográfico) el arte del embrujo y que tiene la suerte de tener voz para todo lo que el grupo quiere hacer. Íbamos a conocer un grupo en plan tranqui que nos habían recomendado y del que hablaban maravillas por su actuación en el pasado Sonorama, y acabamos asistiendo a una fiesta en el puro sentido de la palabra.



Como el abanico que desplegaba Nita en el escenario, Fuel Fandango despliegan un ramillete de estilos que fusionan perfectamente; que si funk, soul, electrónica, un poquito de flamenco, R&B… Al final ni sabes lo que están tocando, sólo sabes que suena viejo y nuevo al mismo tiempo, sólo sabes que fauna muy diferente de edad, pintas e identidades musicales disfrutan sin complejos como en una pequeña juerga que huele de lejos ya a veranillo por la playa, la temperatura del aire y el calor de música y gente. Una gran sorpresa incluso para Ale y Nita, que no esperaban la respuesta del público, y que derrocharon arte y simpatía, a ratos mágicos y reposados, a ratos vitalistas y desenfrenados. Una primera parte de influencias más electrónicas y una segunda más eléctrica que culminó con este “Shiny Soul” que en directo sonó más duro y que tuvo su momento mágico con brazos al aire y cientos de pétalos de rosa (el símbolo del grupo) inundando la sala. Lo dicho, una fiesta con mucho arte.
Su único homónimo salió en 2011 (aunque en el 2009 habían editado un EP) y la verdad, no tenía ni idea de él. Supongo que lo tocaron prácticamente íntegro el viernes pasado, pero sin duda destaca “Shiny Soul”, tema redondo que obliga a moverse y que sabe a vino añejo. De hecho alguien me ha preguntado… “¿pero esto es una versión de la Motown?”. Ritmo de percusión y ayuda electrónica muy bailable; base guitarrera que la primera vez que la escuchas sabes que esta canción es de las que considero “infalibles”; y un ritmo que sube y baja manejándote como en una montaña rusa. “Shiny Soul” trata de la búsqueda de tu alma gemela; un “alma cálida, brillante y maravillosa”. Es la esperanza en encontrar a una persona especial, es vitalismo en estado puro, es la reivindicación para moverse en la dirección de ser feliz, “siempre pensamos en todas las cosas que debemos hacer pero nunca nos paramos y lo intentamos”. Es además de una canción “infalible” que te mueve, toda una declaración de principios no apta para los que han decidido pararse en el camino y echarse a dormir. Los que hibernan, los que se conforman, los que se rinden… esos no creo que canten con mucha convicción cosas como “soy una buscadora de sueños”.



Letra traducida de “Shiny Soul” (“Alma brillante”)
(Letra original en inglés)

Mi corazón está buscando un alma cálida, brillante y maravillosa.
¡Estoy buscando tu alma!

No sé cómo pierdo el control.
Es tiempo para mí, para alimentar mi alma.
Siempre pensamos en todas las cosas que debemos hacer
pero nunca nos paramos y lo intentamos.
Ya sabes lo que tienes que hacer.
Dicen que no tenemos tiempo en este mundo real
para hacer lo que soñamos, sueños llenos de esperanzas.
Trato de escuchar, de escuchar a mi alma.
Soy una buscadora de sueños, buscando mi verdadera alma.

No sé decir por qué
te quiero así
Quiero decirte que
esto es algo real
Sueño contigo
cuando cierro los ojos.

No sé decir por qué
te quiero así
Porque tu dulce sonrisa me sustenta
mi cuerpo y mi alma quieren más
No sé decir
por qué te quiero así
No sé decir
cómo sustentas mi alma.

Nos vamos a la discoteca por la noche, siempre estamos buscando
buscando a alguien nuevo, siempre estamos buscando.
Nos vamos a la discoteca por la noche, siempre estamos buscando
pero ahora estoy segura de que he encontrado a alguien que me gusta de verdad.
No sé decir
por qué te quiero así
Quiero decirte que
cuando cierro los ojos

Esto es algo real
Sueño contigo
cuando cierro los ojos.

1 comentario:

  1. Tuve oportunidad de ir a verles en concierto y por pereza no fui. Después de leer tu artículo no sabes cuánto me arrepiento.

    ResponderEliminar