"Me dices que sólo perdura el dinero. Me dices que sólo es sincero el sexo roto y no el amor. Te ríes con tu boquita de puta. Amigo, deberías estar en un campo de reeducación." (Pablo Und Destruktion, "Limonov")

31 ene. 2012

JOEY RAMONE, "What a Wonderful World" A veces hay canciones que dan lecciones (2001).


Esta es la mejor entrada de este blog. No por lo que se me ocurra escribir para presentarla ni porque sea el mejor tema del siglo XXI, que no existe la canción perfecta. No. Es la mejor porque es la más auténtica de todas y además es obra de una de las influencias que hicieron que naciera este sitio, nada menos que Joey Ramone. Al igual que The Show Must Go On de Queen el contexto le da el verdadero significado y la hace enorme. Joey Ramone decidió versionar este tema de Louis Amstrong para el único disco en solitario que pudo sacar en su vida. La grabó cuando sabía que le quedaba poco de vida. Eligió “What a Wonderful World” como canción de despedida junto con otro temazo que se titulaba “Don´t Worry About Me”… Cuando te estás muriendo y empiezas a echar de menos todo lo que vas a perder y todo lo que no vas a vivir, cantar sin pena que el mundo es maravilloso y que no es preocupéis por mí es verdadera valentía. “What a Wonderful World” es un ejemplo para los que quedamos aquí. Es una lección y acudo a ella para cuando pienso que todo es una mierda.


Joey Ramone (Nueva Cork, 1951-2001) era tímido patológico, le diagnosticaron de adolescente un trastorno obsesivo compulsivo que le provocaba ansiedad y manías absurdas (apagar y encender luces, tocar reiteradamente objetos…) Era el débil y el bicho raro del grupo. Tenía una salud delicada y se agravó cuando a mediados de los 80 fue adicto a la cocaína y al alcohol. El rock le convirtió en el escenario en lo que siempre quiso ser en la vida normal, aunque en principio iba a ser el batería y sólo se convirtió en vocalista cuando Dee Dee no fue capaz de cantar y tocar al mismo tiempo. Judío y progresista, soñador y gran conocedor de la historia de la música pop desde Elvis, siempre soñó con dos cosas; que el próximo disco de los Ramones sería el que les daría el reconocimiento comercial… y que una chica que le gustara se enamorara de él.

Desde mediados de los años noventa sufría un cáncer linfático que obligó a que los Ramones desaparecieran definitivamente. La enfermedad le fue minando lentamente mientras la banda conformada por estos desarrapados que casi no sabían tocar se iba convirtiendo en mítica. Al menos tuvo eso. Los Ramones estaban “out” desde 1980 y tras su desaparición se convirtieron en grupo de culto referente de tanta gente desde Metallica a RedHot Chili Peppers. Me acuerdo del momento en que anunciaron que Joel acababa de morir. Corriendo por el parque de García Lorca en Granada el locutor dijo a los oyentes que escucháramos especialmente este tema de apenas dos minutos, porque era una canción especial para un día especial. Después de esos dos minutos alegres anunció que ese tipo bonachón, tan extraño pero amigable, ese niño de 1,98 de estatura, que acababa de cantar que “oigo a los bebés llorando, los veo crecer, ellos aprenderán mucho más de lo que yo nunca sabré”… acababa de fallecer.


“What a Wonderful World” en boca de Joey Ramone no tiene ese aire melancólico de Louis Amstrong. Es un canto a la vida, es una palmada en la espalda, es recordarnos que por muchas nubes negras que veamos, siempre sale el sol después de todo. En fin… hay entradas que no deberían tener texto, porque no es fácil estar a la altura ni encontrar las palabras adecuadas. Espero que a alguien le sirva esto.
Joey Ramone - What A Wonderful World - Don't Worry About Me by KreepMusic

Letra traducida de "What a Wonderful World" ("Qué mundo tan maravilloso")

Veo los árboles verdes
rosas rojas también.
Las veo florecer
para ti y para mí.
Y me digo a mí mismo
qué mundo tan maravilloso.
Veo el cielo azul
y nubes blancas.
El bendito brillo del día
la sagrada oscuridad de la noche.
Y me digo a mí mismo
qué mundo tan maravilloso.
Los colores del arcoiris
tan bonitos en el cielo.
Están también en las caras
de la gente que pasa.
Veo amigos dándose la mano
diciendo “qué tal estás”.
En realidad están diciendo
“te quiero”.
Oigo a los bebés llorando
los veo crecer.
Ellos aprenderán mucho más
de lo que yo nunca sabré.
Y me digo a mí mismo
qué mundo tan maravilloso.
Sí, y me digo a mí mismo
qué mundo tan maravilloso.

5 comentarios:

  1. Siempre tus razonamientos le sirven a alguien...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias pero utimamente creo que las palabras sirven de poco.

      Eliminar
    2. Seguramente...sirvan más de lo que piensas, animan mucho!!!

      Eliminar
  2. No sé si es la mejor entrada del blog pero sin género de dudas me ha puesto las pilas. Estaba buscando el tema para incluir un versus L. Amstrong y voilá, me encuentro esta dosis vitamínica.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta que te haya puesto las pilas. Quise mostrar como un tema puede cambiar el estado de animo. Ha funcionado contigo, ya merece la pena.

    ResponderEliminar