"Me dices que sólo perdura el dinero. Me dices que sólo es sincero el sexo roto y no el amor. Te ríes con tu boquita de puta. Amigo, deberías estar en un campo de reeducación." (Pablo Und Destruktion, "Limonov")

11 feb. 2012

LA HABITACIÓN ROJA, "Ayer" También los verdugos se merecen su canción (2012).


El último disco de La Habitación Roja, “Fue eléctrico” se publicará el 27 de febrero pero ya hay un adelanto sorprendente, “Ayer”, un tema que aparentemente trata el manido asunto del desamor, pero que lo hace desde el punto de vista del verdugo, no de la víctima. Y es que siempre hay palmaditas en la espalda para el abandonado; canciones para que eche vinagre a las heridas si quiere revolcarse en la tristeza; siempre le queda el halo poético del derrotado, la esquina de la barra de bar y la comprensión. Pero ay del verdugo… el que abandona sólo es un canalla. Ni palmaditas, ni  compresión. La sensación de sentirse culpable por querer tirar la toalla y por no sentir no tiene demasiadas canciones. “Ayer” es una de las pocas, y es tan bonita como agria.

La Habitación Roja es esa banda de Valencia que en Gabba GabbaHey! comentaba que no suelo escuchar aunque sin embargo tiene letras muy acertadas y un sonido característico que agrada desde la primera escucha, pero escribí algo así que “lo que fácil entra, fácil se larga”. Escuchando “Ayer” quizá deba tragarme mis palabras, porque fácil ha entrado, pero no creo que se largue tan fácil, y su disco que sale a la venta a finales de este mes, me apetece mucho… Ellos afirman que han intentado hacer once canciones que sirvan para abrir un concierto, con lo cual parece que el resto del disco puede ser tan electrizante. No hace falta tener una voz rota como Robe Iniesta o El Drogas para meter tensión en una canción. La Habitación Roja tiene una capacidad de crear una inquietante tensión que sí que se te mete adentro y lo hace con voz de cantante de grupo pop. Al fin y al cabo miedos como los de “Ayer” los tienen personas normales que no cantan con voz rota, lo que hace del vocalista Jorge Martí no un monstruo del rock, sino alguien humano y creíble.
 
“Ayer”  dice cosas muy comunes, cosas que podría decir cualquiera que no sea un poeta; “no quiero seguir haciéndote sentir así”; “no supe decir lo que sé que he de decir”; “me lleva tan adentro como yo nunca pude”. Sin embargo, la imagen que muestra del verdugo sintiéndose culpable de serlo, es muy poco común. Me recuerda a ese corto, “La Explicación”, en el protagonista (qué bueno es Gustavo Salmerón) intenta ocultar detrás de mil problemas cotidianos el verdadero problema… que es que no quiere admitir que es culpable, que es el que no siente lo que debería de sentir, que es el que hará daño… También se merecen los verdugos su canción, sobre todo los verdugos con conciencia de culpa. Dorian ha hecho un remix del mismo tema, así que canción por partida doble.







Letra de "Ayer"

Ayer, estabas tan ausente
y no supe entender
que el silencio no para de hablar

Ayer, no pude abrazarte
decirte las palabras adecuadas
no quiero seguir haciéndote sentir así

Estaba perdido
en un mar de dudas
y tan superado por todos los lados.
Quería morirme, quería escaparme, querría quererte como tú te mereces
tan adentro, llevarte tan adentro como tú me has llevado
lo siento, lo siento

Ayer, vi el miedo en tus ojos y tuve que rendirme
no pude decir lo que sé que he de decir

Ayer, volví a ser un cobarde
no existen las palabras adecuadas
y en el último momento tuve que echarme atrás

Estaba perdido en un mar de dudas
y tan superado por todos los lados
Quería morirme, quería escaparme, querría quererte como tú te mereces
Tan adentro, llevarte tan adentro como tu me has llevado,
lo siento, lo siento tan adentro que no pueda olvidarse
nadie puede entenderlo
pero se que me alejo de ti, de ti

Ayer, pensé que no es posible
hacerle esto a la única persona, la única persona que siempre,
que siempre, que siempre, siempre ha creído en mí.

Tan adentro, me lleva tan adentro como yo nunca pude,
lo siento, lo siento tan adentro que no pueda olvidarse
nadie puede entenderlo pero sé que me alejo de ti

Lo siento, lo siento, lo siento...

1 comentario: