"Me dices que sólo perdura el dinero. Me dices que sólo es sincero el sexo roto y no el amor. Te ríes con tu boquita de puta. Amigo, deberías estar en un campo de reeducación." (Pablo Und Destruktion, "Limonov")

13 dic. 2011

TENNIS, "Marathon" Música perfecta para ponerse a nostalgiar (2011).


A principios de año una pequeña banda de Denver (Colorado, EE.UU.) formada en esencia por un matrimonio de jovencitos que no tenían pinta de fumar ni de beber debutaba con su primer disco de larga duración llamado “Cape Dory”. Tennis, se hacían llamar. Ella, vocalista y teclista, se llama Alaina Moore; él, guitarrista, se llama Patrick Riley. Ambos son rubios, de piel clara, vestir clásico, sonrisa inocente… muy en consonancia con su música inspirada en el pop más sesentero. Sonido limpio, letra “limpia”, voz dulce. Retro pop, lo llaman, como si hubiera algo en música hoy que no sea retro. “Cape Dory” es la experiencia de la pareja navegando un año por el Atlántico en un velero de treinta pies. Alaina tenía formación clásica de piano y él había tocado en alguna banda local pero en alta mar no pensaban en música sino en la vida y la experiencia que vivían. Cuando comenzaron a pensar en el pasado… se convirtieron de nuevo en músicos. Y en matrimonio. La música que les nació, fue la perfecta para nostalgiar.


El pop más inocente y melódico de los sesenta nos vuelve nostálgicos. Como si hubiéramos vivido una época en la que no habíamos nacido. Como si pensáramos que vivirla hubiera sido algo feliz. En cualquier película ese sonido de los años 60 nos reconforta y casi le da un toque inocente a la acción que transcurre con esa banda sonora de fondo. Claro está que la música de Estados Unidos y la imagen idealizada de esa década que ofrece el cine de Hollywood tiene gran parte culpa de eso. No fueron tan felices los años 60 ni siquiera en Estados Unidos, lo mismo que en España sufrimos los no-tan-felices 80. Pero por encima de amargamientos históricos y de análisis racionales, escuchar a las Supremes, los primeros Beatles o los Zombies, te lleva a una época donde parece todo era más puro. Tennis utilizan ese estilo tan limpio para recordar su viaje en velero y “Marathon” es un pedazo de canción que recuerda a los mejores grupos apadrinados por Spector.

Música pura que no engaña; no se usa una melodía inocente cantada por voz femenina para contar un asesinato o una traición. Sólo un paisaje, un lugar, una cala peligrosa porque está protegida por un banco arenoso. Recuerdos plasmados en una canción, como quien mira una fotografía durante unos instantes. Hay duetos de chico-chica en que se juega con la inocencia de ese “retro-pop” para mezclarlo con acidez en las letras o distorsión que rompa la armonía. Cults y Raveonettes por ejemplo. Tennis tienen la mirada más limpia. Quizá pueda llegar a aburrir, pero a veces se necesita descansar.



Letra traducida de "Marathon"

Coconut Grove
Es una cala muy pequeña
Separada del mar
Por un banco de arena.
No nos dimos cuenta de que
Habíamos llegado
Con la marea alta, marea alta
Casi no salimos vivos.
Oh

Oh, oh, oh, oh….
Oh, oh, oh, oh…

Rojo sobre blanco
Los pescadores trabajando en la noche
Nunca vimos una luz
No nos dimos cuenta
El pronóstico había sido revisado
Por un cielo sin luna y
Viento racheado que sopla y muere

Nuestra quilla está hundida en la arena
Pero esta noche tenemos que salir
Viajando a través del día y de la noche.
Oh

Oh, oh, oh, oh….
Oh, oh, oh, oh…

Página de Tennis en Myspace

1 comentario:

  1. Justo esta semana descubrí a este grupo por el tema Seafarer, y me han gustado mucho.

    Felices fiestas y un saludo.

    ResponderEliminar