"Me dices que sólo perdura el dinero. Me dices que sólo es sincero el sexo roto y no el amor. Te ríes con tu boquita de puta. Amigo, deberías estar en un campo de reeducación." (Pablo Und Destruktion, "Limonov")

21 feb. 2012

LOS EVANGELISTAS, "Yo, Poeta Decadente" Atrapando un estado de ánimo en el homenaje a Enrique Morente (2012).


Hay canciones que atrapan un estado de ánimo. Y se parecen a un momento concreto. Como la desgana, la modorra propia de estas fechas y del frío que lo que encoge todo. Nostálgico, poético, lento… muy lento… el ritmo de la épica. Con mucho respeto a la figura del maestro Enrique Morente. Muy granaíno. Flamenco, psicodelia, clásico. Más del siglo XX que del siglo XXI. Un tanto amargo, triste, pesimista. Con un título que ya obliga al menos a hacer click, “Yo, poeta decadente”… ese poema de Manuel Machado que supone gran parte de la letra. Hay canciones que hablan por sí mismas, aunque aquí y todos los blogs haya que escribir y presentar, y bla, bla, bla… “Yo, poeta decadente”, es un estado de ánimo atrapado en cinco minutos de sonidos. No habría que decir más.

Y poco más hay que añadir. Los Evangelistas es la unión de cuatro componentes de Los Planetas y Lagartija Nick, y esta canción es el adelanto de su “Homenaje a Enrique Morente”, disco que sale a la venta hoy 21 de febrero.. Todo queda en casa, talento granadino rockero interpretando a talento granadino flamenco. A la receta infalible le sumamos la aportación de Soleá Morente, la menor de la saga de artistas, que pone el punto culminante a la canción. Una zambra que no es de lo más conocido de Enrique Morente y que no he encontrado en ningún sitio… yo, que soy un ignorante del flamenco. Pero hasta los ignorantes, nos hemos sorprendido algunas veces, esas veces que no se olvidan, cuando hemos sido capaces de sentir lo que ese misterio musical llamado flamenco pretende. Desde Camarón y su “Leyenda del Tiempo” inventando eso que llamaron después flamenco-fusión hasta el propio Enrique que se subió al escenario con Lagartija Nick. Ni Camarón ni Morente renunciaron a la ortodoxia pero desde ahí se atrevieron a más y los ignorantes se lo agradecemos.

“Yo, poeta decadente”, es el estado de ánimo que describen no sólo este estilo tan orquestal de Los Evangelistas, sino que lo describen versos machadianos como “harto estar un poco debo / ya estoy malo, y ya no bebo / lo que han dicho que bebía”… “Porque una cosa es la poesía / y otra cosa lo que está / grabado en el alma mía”. Manuel Machado escribió esto cuando tenía 35 años y se planteaba en su vida el sentar la cabeza y estabilizarse. Un cambio vital de agotamiento de lo que había hecho hasta entonces y que supondría una renovación en su vida artística y personal. FInalmente a Manuel Machado se le añaden unos versos que… joder… mejor no decir nada más.

“Hasta los raíles del tren
me hacen llorar
tan cerca el uno del otro
cómo quisieran, quisieran…
se alargan y no se pueden juntar.”

Letra "Yo, Poeta Decadente" (Los Evangelistas).

Yo, poeta decadente,
español del siglo veinte,
que los toros he elogiado,
las golfas y el aguardiente...,
y la noche de Madrid,
y los rincones impuros,
y los vicios más oscuros
de tanta canallería
harto estar un poco debo;
ya estoy malo, y ya no bebo
lo que han dicho que bebía.

Porque una cosa es la poesía
y otra cosa es lo que está
grabado en el alma mía...

Grabado, lugar común.
Alma, palabra gastada.
Mía... No sabemos nada.
Todo es conforme y según.


Por guardar pena y pena
Cuántas lágrimas…
que hasta los raíles del tren
me hacen llorar.
Hasta los raíles del tren
me hacen llorar.
Tan cerca el uno del otro
cómo quisieran, quisieran…
se alargan y no se pueden juntar.
…"

Página oficial de Los Evangelistas

Entrevista a Los Evangelistas

No hay comentarios:

Publicar un comentario