"Me dices que sólo perdura el dinero. Me dices que sólo es sincero el sexo roto y no el amor. Te ríes con tu boquita de puta. Amigo, deberías estar en un campo de reeducación." (Pablo Und Destruktion, "Limonov")

15 dic. 2012

TRIBES, “We Were Children” A veces no se pide tanto (2011).



Vale que por mucho que digan en MNE, la revista británica que pretende ser la Biblia de la música Indie, “Tribes” no va a salvar el rock. Ni hace falta que lo salven, ni hace falta que inventen nuevos Mesías por otra parte. Vale que no son los nuevos Strokes, qué falta de respeto. Vale que ni siquiera los nuevos Vaccines, como si estos hubieran envejecido. Vale que por mucho que ellos digan que no quieren ser una banda cualquiera, parecen justamente eso. Vale que parece que han buscado los ingredientes adecuados para gustar a mucha gente de un modo hasta forzado. Tienen de Pixies, tienen de REM, que tienen, eso dicen, de Nirvana(¡?). Vale que eso de tocar en una azotea de un edificio está un poco pasado. Vale que con prejuicios les veo estudiadamente “rockeros”, con la dosis justa de pelillo largo, pinta moderna, entre duros y blandos, entre guapos y no te pases. Vale que no suenan a nada nuevo. Vale que parece que podrían elevar cada canción hasta el cielo y eligen entrar en bucles de algodón con coros de melancolía pop azucarada. Vale, vale, vale… pero hacen canciones bonitas; pero “Were Were Children”, por ejemplo, es una canción bonita.

 
No sólo eso. Su cantante Johnny Lloyd tiene una gran voz. A veces apetece que alguien al menos intente ser capaz de mostrar un poco de energía positiva. A veces se agradece que además de bonita, alguien sea capaz de hacer música divertida sin recurrir al fiel terreno del garage. A veces se agradece que un grupo con guitarras esté entre los diez más vendidos de ese país conocido como Reino Unido en el que mirando su lista de ventas te preguntas si allí alguna vez el rock se reprodujo por esporas o si es un cuento chino. Y se agradece aunque el precio sea pecar de falta de originalidad y sean predecibles. Es que a veces tanta genialidad indiee gafapastera, tanta brillantez… aburre demasiado. Es que a veces lo predecible y reconocible pero melodioso y simplemente bello sienta muy bien después de ver cómo tengo en los telediarios hasta en la sopa al surcoreano friki haciendo el gilipollas con su bailecito. Es que a veces no se pide tanto a una banda que empieza, sino que es bienvenida porque “Tribes” son claramente de los míos.
 
 
Originarios del barrio londinense de Camden ya editaron en el 2011 donde estaba presente este “We Were Children”. Una canción que recuerda un amor infantil, una canción con regusto melancólico, agradable. Este 2012 incluyen la canción en su disco debut “Baby”. Haciendo un repaso a las largas listas de “éxitos” de este 2012 en los blogs y revistas con más tirón parecen los Rolling Stones. Vale… no… pero hacen canciones bonitas.

Letra “Were Were Children”
 
It was a day like today,
a sunday afternoon when they took you away
down to Hades in a shopping trolley
with a magazine and a suitcase
They stole your clothes
I took your watch
I couldn´t look you in the eye
why its always those who you love the most you criticise.

Oh no stranger your just like me,
these things happen we were children in the mid 90's
Oh no stranger your just like me,
we get older they get younger it was you or me.

I stood throwing ice cream in your hair how I solemly swear
its the thing in life I regret the most... leaving you standing there
And if you asked me id put my eyes out
and when I woke up blind
if you forgave I would sleep at night
knowing I'd led a good life.

Oh no stranger your just like me,
these things happen we were children in the mid 90's
Oh no stranger your just like me,
we get older they get younger it was you or me.


Página oficial de Tribes

No hay comentarios:

Publicar un comentario